Noticias

Negociaciones de la PAC

Las exigencias ambientales y sociales, principal razón de la ruptura de negociaciones de la futura PAC

Se confirmaron las peores previsiones: no hubo acuerdo en Bruselas. Hoy terminaban las negociaciones a tres bandas, entre Comisión Europea, Consejo de Ministros y Europarlamento, que darían como resultado el reglamento de la Política Agraria Común (PAC). El marco legislativo que regirá la vida y trabajo de agricultores, ganaderas y habitantes del ámbito rural de toda la Unión, entre 2023 y 2027. Pero, a media mañana, los ministros de agricultura de los Estados miembros se han levantado de la mesa. Entre otras cosas, no están de acuerdo con la condicionalidad social, que obliga al receptor de ayudas públicas a cuidar a sus empleados; ni con los nuevos pagos verdes, destinados a animar a una producción más sostenible, en línea con los objetivos del Pacto Verde Europeo. 

“El hecho de que no se estén poniendo de acuerdo para cerrar a tiempo el reglamento evidencia que una mayoría de responsables políticos no tiene ambición real por conseguir una PAC más medioambiental y socialmente justa”, explica Fernando Viñegla, responsable técnico de Por Otra PAC, coalición que engloba a más de 40 asociaciones de productores y de desarrollo rural, ONG ambientales, y expertos en nutrición y consumo.

En una rueda de prensa posterior al cierre de negociaciones, el representante español, Luis Planas, ha explicado que la propuesta más ambiciosa que planteaban el Parlamento y la Comisión dificultaría la viabilidad económica de las explotaciones. “Se olvida el señor ministro que el sector primario no son solo las grandes agroindustrias, principales beneficiarias de la PAC; también están las pequeñas fincas y actividades situadas en lugares de alto valor ambiental y social, y que son las que de verdad necesitan ayuda”, apunta Viñegla.

El ecólogo hace referencia a las 11.000 explotaciones agrarias que se abandonan al año en España. Cifra que se sitúa en el 30 por ciento de pérdida en 10 años en toda Europa.  “El actual reparto de pagos de la PAC no favorece el mantenimiento de las actividades agrícolas y ganaderas, ni el relevo generacional, ni las condiciones dignas; consecuencia de ello, las zonas rurales se están vaciando”, puntualiza Viñegla.

Las negociaciones se volverán a retomar en las próximas semanas y se espera alcanzar un acuerdo a lo largo de junio. Debido a este retraso, la Conferencia Sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural entre el Ministerio y Comunidades Autónomas prevista para el 11 de junio, también se pospone. En ella, quedará fijado el marco político de la PAC para nuestro país. “Esperamos que en las negociaciones a nivel nacional no se reproduzca la misma situación vivida en las europeas”, concluye el representante de Por Otra PAC.

Comparte en las redes
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Noticias relacionadas