Noticias

Por una nueva Política Agraria Común totalmente alineada con el Pacto Verde Europeo

250 organizaciones trabajando en coalición en siete estados miembros, y otras 30 entidades de la sociedad civil, han escrito a los líderes de las instituciones europeas para denunciar que los objetivos del Pacto Verde Europeo están siendo ignorados en las negociaciones actuales para la reforma de la Política Agraria Común.

Los firmantes de la carta abierta, que representan a millones de ciudadanos de movimientos de productores, desarrollo, clima, medio ambiente, salud pública o alimentación han alzado la voz de alarma porque las negociaciones para la reforma de la PAC están relegando los cambios urgentes que necesita el sistema alimentario europeo. Reclaman a los principales líderes de la UE que transformen su compromiso con el Pacto Verde Europeo en acciones, asegurando que la nueva PAC sirve para cumplir los objetivos de las Estrategias de Biodiversidad y del Campo a la Mesa.

Los retos que afronta Europa son grandes y complejos —de las crisis climática y de biodiversidad, al abandono rural, un euroescepticismo creciente, y una crisis económica en ciernes— y para resolverlos hace falta un liderazgo fuerte y políticas visionarias. El Pacto Verde Europeo puede ofrecer este liderazgo y visión, pero solo si se movilizan las políticas y los recursos necesarios, y si se trabaja a todos los niveles de gobierno para cumplir sus ambiciosas metas.

Más concretamente, los firmantes instan a los líderes de las instituciones de la UE a que modifiquen la propuesta de reforma de la PAC de 2018 para que esté alineada con las Estrategias de Biodiversidad y Del Campo a la Mesa, de acuerdo a tres prioridades fundamentales:

– Dar a la PAC una dirección clara y una gobernanza sólida.
– Asegurar que la PAC no apoya ni incentiva ninguna práctica dañina o que sea incompatible con el Pacto Verde.
– Capacitar a los agricultores y los agentes rurales para que sean generadores de cambio.

Los científicos nos advierten de que estamos a tiempo de prevenir los peores impactos de la crisis climática y revertir la pérdida de biodiversidad. De hecho, los propios asesores científicos de la Comisión Europea encontraron evidencia abrumadora de que “se requiere un cambio radical en todo el sistema [alimentario], ya que “lo de siempre ya no es una opción viable”. Agricultores, ganaderas y trabajadores a lo largo de toda la cadena alimentaria, en Europa y a nivel mundial, son actores clave en esta transición inaplazable y la PAC debe proporcionarles los medios y apoyo financiero para cambiar y adaptarse.

La carta completa, en la que se urge a los líderes de la instituciones de la UE a que modifiquen la propuesta de reforma de la PAC de 2018 para que estén alineadas con las Estrategias de Biodiversidad y Del Campo a la Mesa, puede consultarse en este enlace.

Comparte en las redes
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Noticias relacionadas